Magna Hispana

Maridaje para vinos: tinto, blanco, rosado y cava

En muchos casos, cuando hablamos de recomendaciones de vino, lo primero que se nos viene a la cabeza es con que comida acompañarlo. Hablamos, por supuesto, del famoso maridaje. Pero…¿Cuánto sabes realmente sobre maridaje?

Hoy en Magna Hispana queremos ayudarte a seguir siendo todo un experto en vino y catas, por ello te explicamos todos los secretos sobre el buen maridaje.


No te pierdas este nuevo post, y descubre todo lo que necesitas saber para ser un experto en el acompañamiento de los mejores vinos de España. ¡Comenzamos!


Qué es el maridaje

Pese a ser un término muy unido al mundo del vino y el cual podemos escuchar en cualquier cata o charla de entendidos, aún hoy en día existen personas no tan conocedoras de las terminologías del mundo del vino que no conocen al 100% este tan sonado término.

En el sector gastronómico, hablamos de maridaje para hacer referencia a la combinación de comida y bebida para potenciar el sabor de ambas. Es decir, a aquellos platos o alimentos aconsejados para acompañar un determinado tipo de vino, cerveza, licor... En especial se usa para referenciar la comida que mejor combina con un vino.

El objetivo principal del maridaje, es crear una nueva sensación tanto a la hora de degustar el vino, como a la hora de degustar el alimento que lo acompañe. Por esta razón, en muchas ocasiones será el sumiller el encargado de aconsejarnos el maridaje.

Tipos de maridaje

Como es evidente, al existir una gran variedad de vinos, existen una amplia variedad de tipos de maridaje, los cuales te explicaremos a continuación:

tipos de maridajes para vino

  • Maridaje tradicional: Busca crear sensaciones similares, que no tengan grandes cambios de sabor y que hagan de la comida y el vino un conjunto armónico. Trata de combinar aquellos sabores que se complementan y combinan entre sí, formando en el paladar del comensal una sensación plana y sin exaltaciones.
  • Maridaje contemporáneo: Se trata de todo lo contrario, busca crear contrastes a partir de usar sabores y alimentos muy opuestos, lo que genera en el degustador una sensación “explosiva” provocando un cúmulo de diferentes tonalidades sabores. Consiste en improvisar y tratar de crear nuevas sensaciones gastronómicas. La experimentación es su pilar fundamental.
  • Maridaje regional: Como su propio nombre indica, emplea elementos de una misma región. Por lo general los vinos de una determinada región, armonizan de gran forma con su gastronomía. Suelen ser los maridaje que mejor combinan, ya que en muchos casos comparten incluso ciertos procesos o pasos en la elaboración. Es algo muy típico sobre todo para exaltar tanto el vino como los alimentos de una determinada zona.

Maridaje para vino

Como es evidente, existen también maridajes en función del tipo de vino que estemos consumiendo. Cada vino aporta unos matices y aromas especiales, por ello es muy importante saber cómo combinarlo si queremos sacar el máximo partido a cada copa. Conociendo estos datos, aseguraremos que nuestra experiencia gastronómica, sea un puro acierto.

Maridaje de vino tinto

Al tratarse de vinos con cuerpo, lo más indicado son alimentos algo más “intensos” o pesados, pero también podemos optar por contrastar con productos más suaves. Alimentos como los quesos de cabra, oveja o vaca, son siempre un acierto a la hora de acompañar a cualquier tinto.

En el caso del maridaje del vino tinto es muy completo ya que admite una gran cantidad de tipos de alimentos. Carnes rojas, mariscos, o aves son elecciones tradicionales que siempre resultan ganadoras, pero podemos optar por arriesgar un poco más y acompañarlo con alcachofas, espárragos o vinagretas entre otros.

Maridaje de vino rosado

El caso maridaje del rosado, es todo lo contrario al tinto, se trata de un vino mucho más suave y con una intensidad baja, por ello lo aconsejable es acompañarlo de alimentos más ligeros en cuanto a su sabor.

La pasta o ensaladas, son dos platos que puedes emplear a la hora de tomar un buen rosado. Carnes blancas o pescados son una opción más tradicional y conservadora, pero si realmente quieres sorprender a tus comensales, marida tus rosados con postres caseros de alta calidad. Tartas de queso o cremas catalanas son una gran opción para dejar a los tuyos con la boca abierta.

Maridaje de vino blanco

maridaje de vino blanco

El proceso de maridaje del vino blanco es similar al rosado. Nuevamente hablamos de un vino suave y fresco, en el cual, esta vez las opciones de maridar son ligeramente menos variadas.

Si buscas algo tradicional y no arriesgar demasiado carnes blancas como pollo o pavo, así como pescados del estilo de la merluza o dorada son un gran acierto. Si quieres variar por algo más innovador pero sin salirte del canon: pastas y mariscos pueden ser una alternativa muy interesante.

Maridaje del cava

Finalmente encontramos los maridajes con champagne o cava. En este caso hablamos de un espumoso y no un caldo propiamente dicho, sin embargo, el maridaje de este tipo de productos, puede resultar muy interesante. Si bien es cierto que se trata de una bebida que combina muy bien con postres, y productos dulces, nuestra elección favorita son los arroces.

Los arroces y el cava serán siempre una combinación ganadora. Logrando un ligero contraste entre el dulzor del cava y el sabroso sabor del arroz, este tipo de maridaje suele ser de los que mejor funciona entre nuestros comensales.

Ahora ya conoces un poco más sobre el maridaje en los vinos. Pero de todos es conocido que la verdadera maestría llega con la práctica, así que desde Magna Hispana te animamos a reunirte con tus seres más cercanos, preparar alguna de las comidas que más te guste y acompañarla con un buen vino.

Si andas falto de ideas, te dejamos nuestro amplio catálogo con los mejores vinos y cavas de las mejores bodegas del país.

Disfruta de los mejores vinos directos a tu mesa.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Instale nuestro sitio web en su ordenador:
X
1
×
Hola, en qué podemos ayudarte?